Páginas

19 sept 2021

Haciendo turismo por Gran Canaria, esa gran desconocida

 Siempre hay un antes y un después para todo, y hoy lo pongo encima de la mesa, porque gracias a dos amigos canarios mi imagen de la isla de Gran Canaria ha cambiado radicalmente. Pero vayamos por partes, ya sabéis, yo siempre organizada.


Los canarios son de otra raza


Y no hablo de los guanches, hablo de la personalidad, las particularidades, la cultura, las relaciones, la educación... ¿de dónde han salido? Yo me pasé un año en un piso de alquiler en Bilbao y no conseguí entablar una conversación con nadie fuera del "buenos días". Aquí los saludos son todo un ritual, "buenos días, cómo está, que pase un buen día..." (yo pensaba que se conocían, pero no, no se conocen! toma ya!)

Lógicamente algunos son más sociables que otros, pero todos son extraordinariamente amables, acogedores y educados. ¿En qué momento perdimos este rasgo en la península?

Yo siempre he pensado que era buena anfitriona, pero después de estar aquí una semana en casa de mi amigo Gus, tengo la sensación que soy la bruja de la casita de chocolate. ¡Nunca podré estar a la altura Gus! espero que lo comprendas cuando vengas a visitarme.


8 Cosas que no debes perderte si vienes a Gran Canaria

  1. La montaña interior, sus pueblitos blancos, sus calderas (cráteres de volcanes) y el soberbio Roque Nublo que marca el centro de la isla.
  2. Las piscinas naturales de la costa norte de la isla 
  3. Los poblados prehistóricos de los guanches, lo más antiguo de Gran Canaria´
  4. Un paseo por las dunas de playa del Inglés a Maspalomas
  5. La carretera de la costa que llega hasta Mogán y sus calitas increíbles, mi favorita Tiritaña.
  6. Salir de las zonas turísticas y buscar los pueblitos auténticos, tascas donde va la gente local y escuchar sus voces cantarinas que te hacen sentir como en casa por su calidez.
  7. La gastronomía, wow! qué gran descubrimiento. Luego os cuento.
  8. Compartir tus vacaciones con alguien de aquí, aunque sea a ratos, verás la vida de otra manera y lo pasarás en grande. 


La montaña de Gran Canaria, para enamorarse sin remedio


Claro está, que yo la he recorrido en coche con paradas intermitentes, pero lo suyo es dedicarle mínimo 3 días a recorrer alguno de los senderos que esconden los múltiples barrancos y valles volcánicos. De lo que yo pude ver y me enamoró: 

BARRANCO DE GUAYADEQUE

Hay que ir sí o sí, pero te recomiendo que llegues hasta el final de la carretera y comas en un de los restaurantes que mejores vistas tienen del barranco. (Restaurante de la Era y la Vega, pequeñitos, carnes a la brasa, comida canaria en un ambiente increíble).








 
Un poquito más abajo encontrarás un restaurante curioso donde los haya, precioso, es una bodega, todo subterráneo que merece la pena visitar, el Restaurante Tagoror, la cueva de Bartolo.










RUTA DE PUEBLOS CANARIOS DE MONTAÑA

Así como p'a no aburrirse, deberías visitar: 

SANTA BRÍGIDA

Es un pueblo curioso, algún edificio canario bonito, rinconcitos especiales, todo muy cuidado, muy limpio. Para los golosos, busca la Dulcería de San Mateo (morirás de placer!). Son muy típicos los dulces hechos con almendras y los turrones, todo de escándalo.

Si eres de comer churros, aquí tienes varios sitios donde los preparan muy ricos, y un café con canela que quita el hipo.




VEGA DE SAN MATEO

A este pueblo la gente sobre todo se acerca a visitar el mercado, que está a rebosar de frutas y verduras frescas, quesos típicos de las islas, especias y hierbas varias y unos panes p'a mojar y no parar.

Es un buen sitio para comprar especias para hacer el mojo canario, para disfrutar de la fruta más dulce de la isla (los mangos, mangas, tunos (higos chumbos), aguacates. y por supuesto los hiper-famosos plátanos canarios). Increíble surtido de panes a destacar los elaborados con maíz (el pan de "millo", el de huevo... ufffff)


PUEBLO DE TEJEDA

Comer en alguno de los restaurantes que tienen estas maravillosas vistas no tiene precio. Es uno de los pueblos declarado más bonitos de España, y con razón. Un sendero de casitas blancos, con algún balcón canario, sus piedras volcánicas, sus paseos floridos ...
Pasear por su balcón, quedarte hipnotizada viendo un cernícalo planear, ver los campos de patatas verdes, sencillamente dejar discurrir el tiempo... ¿Qué más se puede pedir?


ARTENARA

Es otro balcón donde se juntan el cielo y la montaña. Horadado de casas cuevas, tiene un paseo bonito que acaba en la Ermita de la cuevita que merece la pena recorrer.El olor de las higueras, del romero en las esquinas, cactus repletos de tunos, que acabarán en los mercados. Un placer de quietud y de paz.

Te recomiendo que te pases por el Restaurante La Cilla, quizás la comida no sea de primera, pero tómate un copa en su terraza porque las vistas no se pueden pagar con dinero.


TEROR
Es otro pueblito con mucho encanto, sus casas canarias con balcones de madera, mercadillos al aire libre y verdor a su alrededor.











VIAJE AL CENTRO DE LA ISLA: ROQUE NUBLO

Después de las paradas pertinentes en los pueblitos que os he comentado antes, vamos adentrándonos en el paisaje cada vez más imponente de las montañas canarias. Encontremos por el camino zonas de acampada permitida, merenderos y múltiples rutas para disfrutar en silencio.

Por fin, aterrizamos en el roque nublo, una imponente mole de piedra que marca el centro de la isla (centímetro más o menos, no importa, es su significado lo que impone). Suele haber bastante coche, que ha hecho parada para acercarse a la punta de la piedra, si te animas tienes media horita de subida, no demasiado fuerte, y merece la pena por las vistas)











Piscinas naturales en el norte de la isla

El gran descubrimiento de este viaje han sido las piscinas naturales del norte de Gran Canaria, limpias, nítidas y maravillosas. Con algún que otro turista, pero sobre todo mucho usuario local. Os dejo algunas fotos de lo que os podéis encontrar...



Vestigios guanches en Gran Canaria, cita obligatoria

Es increíble lo bien conservados que están los poblados prehistóricos en esta isla, si tenéis oportunidad no dejéis de visitarlos. Suelen estar ubicados en sitios estratégicos que les permitían tener una buena visibilidad del entorno. Yo  visité la de Cuatro Puertas porque estaba cerca de donde me alojaba y quedé impactada del entramado de habitaciones y cavidades que encontré. Me gustó muy mucho.






Dunas en el sur de la isla, lo más turístico, lo más conocido

A mí personalmente es la zona que menos me ha gustado, porque las playas están plagadas de turistas, y la isla aquí pierde la esencia canaria y pasa a modo "servicios al turista", dime de dónde vienes y te daré lo que buscas.

Aún así, la caminata desde la Playa del Inglés hasta el faro de Maspalomas merece la pena, haciendo paradas intermitentes para el baño, se disfruta mucho.



Mogán y las calas del sur-oeste de la isla ¡Lo más!

Descubrir Mogán fue lo más. Un pueblito costero encantador, llenos de buganvillas que daban un colorido especial a sus calles. Encima llegamos en el ocaso del día y nos regaló estás vistas:



Pero lo bonito de Mogán es la tranquilidad, el aroma de la flores, el callejear por los canales, visitar el puertito, cenar aquí o allá, es un sitio genial.


Por último, la carretera que va desde Puerto Rico hacia  Mogán, siguiendo la costa no tiene desperdicio. Si has estado en la Costa Azul camino de Mónaco, sabrás de lo que te hablo. Es la misma sensación. Conducir con libertad, por acantilados y el mar de fondo, y si te apetece, dejas el coche y caminas hasta alguna de las calas. Yo me enamoré de la de Tiritaña, qué maravilla ...



Gastronomía canaria, imposible irte sin degustarlo tooooodo

Lo primero que has de saber es que los canarios son dulces por fuera y por dentro, y yo creo que por eso tienen tanta afición a las "dulcerías". Buenísimas las truchitas de batata o de cabello de ángel, crujientes y dulzonas. Hay verdaderas delicias caseras que deberías llevarte a la boca y pensar que Dios existe aunque seas atea! Trabajan muchos dulces con almendras, pero encontrarás pasteles y mouses de todo tipo. 




Ya os he hablado de los panes, pero vayamos ahora a la cuchara. Aunque haga calor, no dejes de probar los exquisitos platos de cuchara que se ofrecen en casi todos los restaurantes de comida casera: garbanzada, puchero canario, ropa vieja, caldo de millo... vamos, el que no come es porque no quiere.


Pero ya estaréis todos esperando los típicos platos más turísticos y que la mayoría vienen del mar, así que os voy a anotar mis preferencias:

  • Morena frita, crujiente y muy gustosa. Ay que tener un poco cuidado con las espinas, pero el sabor es espectacular.
  • Queso fresco a la plancha, lo suelen servir con mojo y una mermelada dulce, buenísimo como entrante.
  • Pulpo frito, similar al que estamos acostumbrado del gallego, pero con su puntito canario. Muy rico.
  • Quisquillas de la isla, nada que ver con las de Huelva (mejorando lo presente), tienen un sabor absolutamente delicioso.
  • Calamares fritos o asados, siempre caballo ganador.
  • Gofio escaldado, muy típico de aquí. Hecho con harina de maíz y caldito de pescado. Sabroso.
  • Sardinitas fritas, de temporada, p'a morirse.
  • Papas arrugadas con mojo canario, of course!

Además de estos entrantes podrás comer muchos arroces sobre todo marineros, aunque desde mi punto de vista, los mediterráneos les ganan, pero se dejan comer.

Y así como platos diferentes un montón de pescados al plato, y en carnes, suele ser típico un plato de carne de cabra en salsa y una fritura de carne de cerdo en daditos con ajitos y acompañado de papas y/o mojo.

Curioso es que suelen servir al comienzo de la comida pan con all i oli, muy mediterráneo pero por lo que veo también canario.

Mención especial a los quesos, sobre todo me gustaron los de Fuerteventura, pero hay mucho quesos de cabra, mezcla con oveja o con vaca, pero con bastante personalidad.







































Y finalizo con la bebida para acabar una buena comida, un chupito de orgasmo! no requiere mayor explicación... Ha sido un viaje precioso, de descubrir, de disfrutar y de vivir. 
















20 jun 2021

Qué ver en el Valle de Arratia ¡Empieza por Lemoa!

Si vas a hacer turismo por el Valle de Arratia no te olvides de Lemoa, que también existe. Hoy me arranco a escribir una tanda de artículos sobre mi pueblo de acogida, Lemoa, ese gran olvidado. 

Aterricé hace uno años en estos parajes absolutamente de casualidad, porque todo lo que yo sabía de Lemoa era que tenía una cementera “horrible” (me perdonen los que correspondan, pero es así, una cementera no da el perfil turístico que la ciudad requiere, pero ya hablaremos de ella). 

En realidad yo buscaba un terreno más al centro del Valle de Arratia, pero la chica de la inmobiliaria se empeñó en enseñarme uno en Lemoa, y una que es muy educada cerró la boca y pensó “antes muerta que vivir en Lemoa”, pero me tuve que tragar mis pensamientos cuando vi esto ...



En ese momento decidí que yo quería levantarme el resto de mi vida admirando esas montañas, oyendo los pajaritos y viviendo con una pareja de milanos que nos deleitan cada día con su vuelo majestuoso. Y así pues, aterricé en Lemoa, uno de los pueblitos olvidados del Valle de Arratia.

5 abr 2018

Un día perfecto en las Alpujarras granaínas

Cuando la jornada sale redonda, sale redonda, y eso es lo que me ocurrió ayer.



Ni siquiera tenía previsto visitar las Alpujarras, pero la conversación con una amiga y el hecho de equivocarme en una reserva de alojamiento, me hicieron mirar hacia allí.

La verdad es que le tenía ganas a este espacio natural, pero como pilla tan a desmano, al final nunca me decidía, pero los imprevistos es lo que tiene, que te empuja hacia lo desconocido y a veces el resultado es fantástico.


8 ago 2017

Fin de semana galego-gastronómico total


En primer lugar agradecer mucho, muchísimo que Luis y Beti, me hayan acogido en su casa como si fuera su propia hija. Ya no me acordaba lo que era tener a alguien que te cuide de verdad y se preocupe por ti. Es maravilloso! Ludyta, tienes unos padres estupendos. Moitas grazas!

(Beti, te juro que tus platos de caza son exquisitos. Después de probar tus guisos, hay un antes y un después para la gastronomía de caza. Gracias!!)

27 nov 2016

Oiartzun, Peñas de Aia, y un poco más arriba


Parece mentira, que lleve aquí 30 años y siga descubriendo nuevos rincones de Euskadi. Esto es un no parar, a dios gracias, porque así, se nos hace más ameno el camino.

Este finde hemos celebrado el cumpleaños de Katiuska, y como ella se lo merece todo, nos hemos tirado al monte, como las cabras, y también, a otros lares que ahora os voy a contar. Planificar un viaje, no me suele costar mucho, sobre todo porque siempre encuentras gente dispuesta a ayudar y recomendar (en este caso, agradecer a Yolanda, donostiarra de pro, un par de propuestas que nos han encantado). Pero vayamos por parte.

2 ago 2016

¡Qué mala es la edad!

Hoy he llegado a casa a eso de las 6 de la tarde. Hacía un día tan, tan bonito.. la playa estaba espectacular,  que desoyendo la conciencia que martilleaba mi oído "tienes que trabajar, tienes que trabajar", he decidido agarrar los bártulos y lanzarme escaleras abajo.

Calzada con mi mejor "outfit" veraniego (bikinini de hace 5 temporadas, batita de mercadillo super retro y chanclas del "carrefur") he aterrizado en una playa exageradamente llena de gente, para lo que es Sopela, pero aún así, he pillado cacho de arena porque ya se estaba echando la tarde.

9 jul 2016

Las mejores playas de Cabo de Gata, Almería

Faro Cabo de Gata
Cuando me decidí a visitar el Cabo de Gata este año, lo primero que busqué en internet fue "las mejores playas de Cabo de Gata", porque mi intención era perderme, disfrutar del Mediterráneo y descansar.

La verdad es que bajo ese nombre "las mejores playas de Cabo de Gata" salieron en Google varias páginas interesantes con todos los datos técnicos y fotos de esas playas, pero que queréis que os diga, ahora que he estado allí, veo que la información no era del todo cierta.

5 mar 2016

Receta de paella alicantina a mi manera, oh yeah!

El tiempo, los años, la experiencia, las canas, las arrugas y cientos de paellas cocinadas, son las que me avalan para hacer las cosas a mi manera. En a veces, salen mejor y en a veces, salen peor, pero lo cierto es que mis paellas no suelen dejar indiferentes a nadie.

Hoy escribo este artículo, porque desgraciadamente en Euskadi, se cocina de pena la paella. Con lo cual, vamos a dejarlo en que hacen unos arroces, con muy buena acogida por el público autóctono, pero que poco o nada tienen que ver con las paellas de mi tierra. Aquí se está acostumbrado a un tipo de arroz, y les parece lo más de lo más, y no lo voy a discutir, pero el arroz de Alicante y el bacalao al pil pil de aquí, a cada uno, lo suyo.