26 jul. 2013

Norfolk: haciendo turismo por la costa inglesa


Llevo ya unos días conociendo el Condado de Norfolk en Inglaterra, y estoy más que encantada con lo que estoy descubriendo aquí. Punto uno, no hay turistas extranjeros!! es decir, es el mejor sitio para aprender inglés, porque no encuentras a nadie que hable otro idioma más que el inglés. Punto dos, es una gente encantadora, abierta, comunicativa y que nada tiene que ver con las caras mustias de los londinenses. Por tanto, ya tenéis dos motivos para venir a conocer Norfolk in England.

Hoy os hablaré de la costa, que desde luego no es el Caribe ni el Mediterráneo, pero chicos, yo vuelvo morena para mi pueblo!! Difícil llegar al mar, si no es en pleamar, pero por lo demás, playas inmensas y prácticamente desérticas! Yo estoy teniendo suerte, porque desde que he llegado, la temperatura no ha bajado de 20º...

Recorriendo pueblos de Norfolk:


  • Hunstanton: es un pueblo costero muy turístico, con muchos tiendas de comida, un gran paseo costero y un acantilado curioso. Al final del pueblo hay un faro blanco y a partir de allí, playa salvaje para aburrir. Una vueltilla, hay que dar por allí.
  • Wells Next the sea: tiene un largo canal que se mete en la ciudad y si sigues el paseo (yo calculo al menos un km) llegas a una gran playa donde un centenar de casetas inglesas (beach hut) adornan con sus colores la línea del fondo del arenal. El sitio es espectacular, bastante grandioso. El pueblo es muy turístico, aquí encontrarás la típica venta ambulante de marisco (todo pelado y cocido: almejas, mejillones, pescado, cangrejos..). Es el pueblo por excelencia de pesca de cangrejos, por doquier verás a niños con sus cubitos pescando en el puerto cangrejos, que luego, lógicamente devuelven al mar.
  • Cley next the sea: este pueblecito no es que tenga nada en particular, pero hay un molino de viento reconstruido en hotel que es una maravilla. (abajo os dejo fotos) Sólo por ir a ver el molino, ya merece la pena la parada. También puedes tomarte un café con hielo en el Hotel George, ahora que les he enseñado a servirlo! ;-)
  • Morston: aquí es parada obligatoria, hemos de visitar el parque nacional de Blakeney Point. Hay una reserva de de focas marinas (seals) que se visitan en barcazas dos veces al día, coincidiendo con la pleamar. Yo os aconsejo que reservéis por teléfono y preguntéis la hora de salida de los barcos, porque suele estar bastante lleno siempre. Nosotros utilizamos la compañía The Anchor Inn (Tf 01263 741392) el precio del viaje son 10 libras por persona, pero merece la pena. Ten en cuenta que a la hora de dejar el coche en el parking, además, te cobrarán otras 3.50 libras... 
  • Salthouse: por último os hablaré de este pueblo, que en realidad no tiene nada especial, más que la construcción inglesa tan diferente a la nuestra, pero donde está ubicado el restaurante más cutre de marisco que haya pisado nunca, con el buey de mar más rico que he comido en la vida. No podéis dejar de visitar el Cookies Crab Shop!!! El sitio ya os digo, es peculiar no, lo siguiente (como diría mi gran amiga Glo). Las mesas y las sillas son cutres, los camareros un poco rancios, y para comer tienes cuatro cosas, pero todas relacionadas con el mar: mariscada!!! ñam ñam  Puedes elegir entre varios pescados, a cual más horrendo, porque están como resecos... en realidad están buenísimos, sólo que no son frescos, son ahumados, de ahí la pinta. Ensaladas, gambas peladas, almejas peladas (yo diría que son berberechos, muy ricos) y buey de mar... Tú eliges y ellos te lo sirven todo en un plato, frío, pero está delicioso, de verdad! no te dejes engañar por la vista, cierra los ojos y disfruta con el sabor a mar. Un imprescindible si estás en Norfolk.

Pescadería inglesa

Blakeney National Nature Reserve

Blakeney National Nature Reserve


Wells next the sea
Molino Hotel en Cley


Wells next the sea

Beach hut en Wells next the sea

Hunstanton

Acantilados de Hunstanton


Restaurante de marisco en Salthouse


2 comentarios:

  1. No conocía este blog. Muy entretenido. Lo seguiremos. Lo de la pleamar tiene su gracia! Buen viaje, viajera!

    ResponderEliminar