23 abr. 2009

Acercándonos a la fideguá!!


Hoy viajamos a mi tierra, el levante alicantino. Y de momento, sólo voy a apuntar una receta, más que nada porque mis amigos me tienen un poco frita con que les diga cómo se hace. Así que voy a escribirlo y el quiera que lo lea.

La fideguá. Es uno de esos bonitos platos que cada uno hace como le da la gana, y todos están buenos. Así que explicaré cómo lo hago yo, a veces… y el resultado es casi siempre, espectacular.

En primer lugar, yo nunca hago para 2 ó 4 personas, ni hablar! Hay que hacer cantidad para no tener que cocinar en varios días. Está claro, no? Vale, entonces partimos de un montón de comensales.

Primeramente se prepara el “suquet de peix” (o similarmente caldo de pescado, no vale el tetrabrik!!!). Si estuviera en Alicante, compraría la típica “morralla” de las pescaderías, pero aquí en el norte, esto no se estila. En el comienzo de mi andadura como cocinerilla, utilizaba cabracho y/o rape. Ahora que he espabilado con la cesta de la compra, uso doradas de ración, y cualquier otro pescado pequeño que oferten en la pescadería.

Preparo una olla medianamente grande, y meto el pescado, las cabezas de 200 grs de langostinos o gambas, si pongo cigalitas pequeñas, también echaré las cabezas; y de verduritas, unos tomates picados, junto con un par de ajos picados y un poco de perejil fresco. En unos 15 minutos tendremos hecho el “suquet” de sobra, así que pasaremos el caldo por el chino para sacar todo el jugo de las cabezas. Una vez colado todo el caldo, lo reservaremos.

Mientras tanto, habremos pelado las gambas o langostinos, (las cigalas, ni pa’dios! Que las pele el que se las coma) y habremos troceado una sepia medianita.

Ponemos una paellera al fuego con aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente, echaremos una cebolla finamente triturada. Al dorarse la cebolla, añadiremos la sepia y esperaremos a que se haga. En seguida echaremos un par de cucharadas grandes de ñora (que no sabéis qué es la ñora? Luego os lo cuento). Después de revolver todo echamos los fideos (en el norte del Levante se echan los finos de sopa y el sur, los gordos de fideguá, ambos quedan riquísimos. Mi consejo, probad cada día con uno y decidid). Podemos echar un paquete de ½ kg por ej, pero como no sé cuánto caldo habéis hecho (se calcula el doble de caldo, igual que en el arroz), pues lo dejo a vuestra elección.

Bueno, que me disperso. Echamos el fideo, removemos bien con los ingredientes fritos, y acto seguido añadimos el “suquet”. Corregimos la sal y echamos colorante del que tengamos a mano (aunque he de reconocer que yo importo de mi tierra los sobrecitos de “La Palmera”). Cuando se haya resumido la mitad del caldo, incorporamos los langostinos pelados y las cigalitas.

Removemos de vez en cuando, para repartir bien el caldo, et voilà! Ya tenemos la fideguá!!

Por supuesto, una fideguá que se precie no se puede presentar sin acompañar con un “all i oli”, recio y sabroso. Haremos el “all i oli” como una mahonesa cualquiera (soy incapaz de hacerlo como manda la tradición, lo siento!), sólo que con aceite de oliva fuerte y 3 ó 4 ajos. Para tumbar con el aliento!

On egin!

PD. La ñora. Para ñoras las de mi tierra, las de Guardamar. Grandes, con carne, con olor y sabor. Son pimientos dulces que se han dejado secar y que se fríen en el aceite de la paella hasta que están crujientes y luego se machacan en el mortero. Yo usando el viejo truco de mi abuela, frío toda la sarta de ñoras a la vez, las trituro en un molinillo de café (que uso exclusivamente para este fin) junto con sal gorda y las guardo en un tarro para ir usando poco a poco.

4 comentarios:

  1. Hombre, esta bien que nos des la receta, pero este plato nunca nos podra salir tan bien como a ti.Nosotros ya sabes que tenemos otras especialidades, el Bacalao, los chipirones...
    Por eso creo que en tema de fideua seguiré comiendo el que nos prepares tu de vez en cuando (espero que sea a menudo).

    ResponderEliminar
  2. me apunto la receta pero creo que como la tuya sera imposible...

    ResponderEliminar
  3. hola soy Kati y corroboro el comentario de Nerea como el fideua de Mónica ninguno, lo digo por propia experiencia ...lo he cocinado yo , y la verdad , ni comparación ., y eso que hago lo mismo o eso creo , en fin que la mano es la mano y que el mérito está en el amor que pones al cocinar , como en casi todo bss

    ResponderEliminar
  4. Esa fidegua que nos hizo la Moni y nos trajo a la ofi, esa si que estaba rica.....
    Yo no quiero recetas, solo que se repita....
    NERE

    ResponderEliminar