31 jul. 2012

El mejor hotel de Verona: Residenza Le Batesine!


Tengo que reconocer que elegir el hotel con encanto “ResidenzaLe Batesine” para visitar Verona fue absolutamente un acierto. Sus dueños Donatella y Renato cuidan hasta el último detalle para que estés cómodo y no te falte de nada. En este pequeño hotel de Verona sólo encontrarás 4 habitaciones y un par de apartamentos, con lo cual, la tranquilidad está servida. Nosotros teníamos contratada una habitación triple, que era preciosa, amplia, luminosa, ni un ruido, rodeada del verdor del jardín. Internet funcionaba estupendamente y la cama era muy cómoda.

Los desayunos, decididamente espectaculares, sentados en el jardín oyendo a los pajarillos. Todos los detalles muy cuidados, la cubertería, la vajilla, la presentación de las viandas… Donatella cada día hace un par de tartas o bizcochos para degustar en un café delicioso. He de confesar Amaia (si estás por aquí) que probamos una tarta de pera y otra con piñones, que compiten con tus manos artesanas! Y Renato te da los buenos días con una sonrisa franca y abierta, son una pareja majísima, la verdad.

Lo mejor de todo, es que este hotel está escasos 10 minutos en coche de Verona, la ciudad de Romeo y Julieta y después de pasar la mañana visitando la ciudad, volvíamos a nuestro refugio donde nos esperaba la piscina y las tumbonas para combatir los 40º de la ciudad. Los dos días que estuvimos allí tuvimos la piscina sola  para nosotros… bueno, ambos días coincidimos con un señor (inglés dedujimos) que el segundo día tenía ampollas en la espalda por el sol, qué loco! Pero como el buen hombre, ni hablaba ni decía nada, nos adueñamos del recinto hasta aburrirnos!

Cerquita del alojamiento, Donatella nos recomendó una Pizzería con auténtico sabor italiano, donde no había ni un solo turista. La comida buenísima, como no podía ser de otra manera.

Por cierto Verona, en los meses fuera de temporada debe de ser una preciosidad, pero igual el verano no es lo más recomendable. Cuando nos acercamos a la casa de Julieta, podía haber allí 300 personas en 10 metros cuadrados, os juro, impresionante. Pero he de reconocer que el entorno tiene su encanto, más por la gente que va dejando allí sus sentimientos, que por el edificio de los Capuleto en sí…

Verona es preciosa, pero no con 40 grados y una marabunta… Si alguna vez vais a Verona en coche, no dejéis de alojaros en la Residenza Le Batesine, saldréis encantados!

2 comentarios:

  1. Si, estoy por aquí. Espero que le hayas pedido a Donatella la receta de las dos tartas; las "manos artesanas" las pongo yo, pero eso............lo dejaremos para septiembre.

    ResponderEliminar
  2. Qué fallo! no se lo he pedido!! cachís! ;-) Disfrutad de las vacatas!

    ResponderEliminar