21 jul. 2011

Lewes, su cerveza Harveys Brewery y el restaurante Bill’s


Ante un día soleado y ciertamente veraniego, decidimos recorrer los blancos acantilados del sur de Inglaterra, darnos un paseíto por las south Downs y finalizar el día visitando la casa de Anne Cleves en Lewes, como de relleno.

Ignorancia bendita! Cuando llegamos al pueblo de Lewes nos encontramos con la grata sorpresa de un pueblo precioso, con un carisma especial, bullicioso y con una fábrica de cerveza que marcaba el paisaje: Harveys Brewery de 1790.


Como eran las 4 de la tarde y no habíamos comido (lógicamente, estos desayunos ingleses son la bomba..) decidimos entrar en un local que parecía que todavía se podía comer algo. Qué fantástica elección! Bill’s, no tengo palabras, os juro que es un sitio con alma propia. 
Si yo tuviera que poner un local de comidas, pondría un Bill’s en mi vida, me encantó. Es una mezcla de tienda de ultramarinos y frutería, con una barra de postres y tartas para el té de quitar el hipo. Una selección de productos importados curiosísimos (me encontré pimentón de la vera, aceitunas andaluzas, pimientos navarros, vino de la rioja…) Todo eso, en un local donde las mesas están integradas dentro de la propia tienda y con la cocina a la vista. Un montón de jóvenes camarer@s se mueven entre el laberinto de sillas (cada una de su padre y de su madre) sirviendo lo mismo un pollo asado que el té de las 5 con un delicioso brownie. 
Nosotros como siempre pedimos a boleo lo más raro de la carta (me encanta que me sorprendan) y resultó ser un bocadillo de pan de maíz, con ensalada de berros, humus, un chorizo desmigado y no recuerdo qué más..) pero estaba buenísimo!

Bueno, total, que después de bebernos un par de cervezas de la tierra se nos hizo tarde y no llegamos a ver por dentro la casa de Anne Cleves, pero nos fuimos más contentos que unas pascuas porque pasear por Lewes fue un regalo para la vista y el resto de sentidos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario