13 mar. 2010

¿Cómo comemos y por qué?

Acabo de publicar una batería de artículos sobre la diabetes en el blog de Medicina China de mi amiga Teresa, y voy a copiar uno de los párrafos finales, porque hace un pequeño repaso a comportamiento que tenemos con la comida muy curioso.

Aquí os lo dejo, espero que os guste:

El hambre se mueve por el afán de posesión, deseo de absorción, por una cierta codicia. Comer es satisfacer el deseo por medio de la ingestión, integración y asimilación. El hambre de golosinas siempre expresa un hambre de cariño no saciada. Un temor exagerado por las espinas simbolízale miedo a las agresiones. La preocupación por los huesos, miedo a los problemas, no se quiere llegar al meollo de la cuestión. Los que gustan de comidas picantes denotan deseo de nuevas emociones. Las personas que realizan un trabajo intelectual y tienen que pensar mucho muestran preferencia por los alimentos salados y los platos fuertes. Los muy conservadores tienen predilección por los alimentos en conserva, especialmente los ahumados, y el té cargado que beben sin azúcar (en general, alimentos ricos en ácido tánico).



No hay comentarios:

Publicar un comentario