11 sept. 2009

Curso de tai chi, estiramientos, masajes, digitopuntura, reflexoterapia, etc etc de Teresa Beitia

Por si no os habíais dado cuenta, estamos en septiembre, y ¿qué se hace en septiembre? se empiezan los cursos de idiomas, las clases del gimnasio, las interminables colecciones, y un sin fin de buenas intenciones y magníficos propósitos. Y yo que nací humana, no voy a ser menos. Estupendo ejemplo de mi naturaleza, ya me he apuntado a las clases de inglés, las de gimnasia y estoy dudando sobre qué colección me conviene más, si las barbies oficios o los abanicos multi-tamaños. Ambas son tentadoras, pero no acabo de decidirme.

Pero sorpresa, sorpresa. No me he apuntado a una clase de gimnasia normal, ah no! no tenía ganas de masacrar mi pobre cuerpo en un gimnasio al uso, sino que este año he probado con algo diferente: curso prácticas para la salud.

El primer día, te presentas allí sin tener ni idea de qué va la historia y rezas para que no te hayas apuntado a vete a saber qué chorrada, porque con ese nombre, lo mismo puede ser una terapia de alimentación, que charlas metafísicas. Pues no señor, nada de eso. Durante hora y media, Teresa Beitia (la profesora) nos ofreció una clase magnífica, llena de consejos para el otoño. Nos enseñó puntos de digitopuntura para solucionar diversos problemas, masajes abdominales para mejorar el tránsito intestinal, estiramientos, reflexología, trabajamos la fuerza y la flexibilibad, practicamos un rato tai chi, nos regalamos un masaje corporal completo.. ¿qué más se puede pedir? Vamos que salí de allí renovada por fuera y por dentro, y en cuanto le coja el tranquillo al asunto, me pongo a practicar en casa en cuanto tenga un rato.

En fin, que dentro de un par de meses voy a tener un cuerpo de escándalo (no porque vaya a mejorar mi aspecto físico, que también), sino porque voy a trabajar zonas que habitualmente están dormidas porque no les ponemos el despertador, es así.

Con los estiramientos voy a crecer un poco, con el tai chi voy a mejorar mi concentración, con los masajes me voy a renovar por dentro, con la reflexología voy poner unos cuantos parches que me hacen falta y con la digitopuntura voy a hacerme unos arreglillos. Ya os contaré, no me vais a reconocer.

Os invito a que visitéis la web de esta mujer, porque es buenísima (tiene ese toque de ying y yang de estos profesionales) y siempre tiene una solución para cada problema de salud o psíquico. Y es que la Medicina Tradicional China (de la que es licenciada) le da mucho juego, de verdad. En fin, os pego el link www.chisanarmedicinachina.wordpress.com

2 comentarios:

  1. Hola Mónica,
    pues yo llevo un par de años enganchada al Pilates, el aerobic quedó atrás, cuando no había niñas, trabajo intenso, preocupaciones y sobre todo, unos cuantos años menos. Finalmente me decidí por algo más "relajante" que te ayude a desconectar y sobre todo a tener dos horas a la semana para ti. Te concentras, estiras, relajas... y dejas de pensar en las lentejas del día siguiente. Lo dicho, para mi todo un descubrimiento.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Cómo me suena todo eso!!! cada ejercicio tiene su época, y no es por parecer ancianas prematuras, es sencillamente que ahora le das valor a otras cuestiones. Ahora te planteas canalizar tu "energía" de otra manera, sin más. Y lo del Pilates, me apetece mucho, sólo que no me ha cuadrado hasta ahora.. Bss

    ResponderEliminar